Fin Rotating Header Image

Sin rumbo

por Jorge Huck*

 

 

Un papel en blanco y un lápiz dispuestos frente a mí: Alfa y Omega de mi existencia. Muchas ideas nacen y mueren sin que puedan atravesar los muros de la contención mental. Las palabras se descomponen en letras a la velocidad con que la arena se escapa entre los dedos. Las letras se esparcen ante mis ojos sin transmitir nada. El inexpugnable vacío del papel.

¿Y si el verdadero creador fuese el lápiz? ¿Si entre sus atributos estuviese la invención? La imaginación y su magia se habrían envasado y comercializado como un enlatado más. No: solo quien esgrime el lápiz, batallando contra aquel vacío, posee el cáliz del que beben los sueños. A borbotones escapan amores, besos y odios. Y nacen y mueren reyes, héroes y heroínas, valientes y cobardes, sabios y necios, nobles y villanos. El trazo negro les da vida y se la quita. Quien lee los inmortaliza, aunque maniáticos impostores los entierren en oscuros y olvidados estantes. Mundos fantásticos gobernados por hechiceros invencibles son vencidos por catálogos y etiquetas.

¿Qué puerta se abrirá, o se cerrará tal vez, al final de la página? ¿Universos paralelos? ¿Hordas de horcos batallando por tomar el reino? ¿Un pueblo inglés de romances prohibidos? Las ideas vienen y se van: no son mías, ni del papel ni del lápiz. Solo soy un portador, un vocero. No detendré la mano, la pluma presurosa seguirá su danza. No apartaré la vista ni temeré la amenaza de Hipnos. Cuando una idea evada los límites, caerá sobre el papel como una semilla en el campo. Germinará hasta llegar a ser lo que deba ser.

Mientras, yo me quedaré aquí: frente a un lápiz y un papel.

Pintura de Cathie Bleck

 

foto-perfil

*Jorge Huck es miembro del TCyC. De chico, le transformó la vida descubrir a Edgar Allan Poe. En sus propias palabras: “Creo que sin sus textos nunca me hubiese dedicado a la escritura”. De grande, Oscar Wilde, Guy de Maupassant y Alejandro Dolina  le mostraron una manera diferente de narrar. Sin embargo no todo se reduce a literatura: en la música y la fotografía encuentra caminos por los que vaga su alma y retorna con alguna historia.

Deja un comentario